Nuestra Historia

historia1

Todo comenzó en los primeros días de octubre de 1975. Mientras España avanzaba hacia una transición democrática, el Colegio Logos, por entonces llamado El Molino, comenzaba a ofrecer una educación vanguardista, liberal y personalizada, en un entorno natural privilegiado de la sierra madrileña. De carácter abierto, transparente, luminoso, con espacios amplios para la docencia, el recreo, el deporte, un lugar donde formarse académica y humanamente en armonía con la flora y fauna autóctona.

De aquel LOGOS primitivo, que se consolidaría tras diversos avatares, se conserva, además de su modelo educativo, una estructura arquitectónica que mereció elogios por su integración en el paisaje semiserrano y su funcionalidad. Arquitectura tan llamativa como versátil, concebida para proporcionar espacios amplios y diáfanos al alumnado. Un alumnado que, por otra parte,  recibe una enseñanza liberal y generosa de manos de una combinación de docentes de procedencias múltiples, unidos por el rigor y la excelencia.

El aula polivalente, hoy en día salón de actos destinado a cubrir actividades culturales, pero también religiosas (dentro de la no confesionalidad del centro), son solo un ejemplo de nuestra versatilidad.

historia2

Como también lo es la procedencia geográfica del profesorado del centro, modelo de integración académica. España, por supuesto, Inglaterra, Escocia, Estados Unidos, Irlanda, Francia, Polonia y Pakistán son algunos de los países que han venido formando a lo largo de su historia la cantera docente de LOGOS.

historia3

Como centro que siempre se ha preocupado por la expansión cultural, nuestros cursos exteriores se han proyectado hacia Irlanda, Reino Unido, Estados Unidos (Nueva York, Vermont), Canadá, México, con viajes de estudios por España o hacia Grecia o, anualmente, Italia. Y nos sentimos orgullosos de que esta apuesta personal que ya dura casi 40 años haya formado muchísimos profesionales destacados en todas las esferas que aquí se iniciaron.

Empresarios, arquitectos, médicos, científicos, abogados de prestigio dieron sus primeros pasos académicos en nuestras aulas, bajo la tutela de profesores que se entregaron a fondo en una labor silenciosa, pero valiosísima. Alguno de entre los que estaban aquí en aquellos días tan lejanos de octubre de 1975, continúan hoy formando a estas generaciones del futuro. Tan cerca como siempre de donde el río Guadarrama se hace embalse, donde allá por 1989 comenzaron a venir los cormoranes siguiendo casi con exactitud en sus hábitos migratorios el curso escolar. Desde entonces el símbolo de LOGOS, un colegio que ha hecho del bilingüismo razón, sentimiento y práctica.

historia4